Palomas

Dos palomas se encuentran en la rama de un árbol.

– ¡Habíamos quedado hace media hora!
– Ya, tío, perdona es que me he liao…
– ¡Media hora, colega! ¡Media hora!
– …
– ¿Oye, estás bien?
– Sí, sí.
– ¿Seguro?
– Sí, no te preocupes, solo es un golpe.
– ¿Un golpe?
– Sí, bueno, es que acabo de chocar contra un cristal y me he dado un buen golpe…
– No estás por lo que tienes que estar y luego te pasa lo que te pasa; seguro que estabas con el móvil…
– No, no, qué coño iba a estar con el móvil… simplemente pensaba que estaba abierto y ¡pam! he chocado contra el cristal, ya está.
– ¿Y para qué querías entrar?
– Pues yo que sé, no sé, ¿tú no lo has hecho nunca? A todas nos ha pasado…
– Pues no, no me ha pasado nunca. Es más, no puedo entenderlo.
– Joder, pues es bien fácil de entender. Estás volando por la Torrassa, crees que está abierto, quieres entrar a echar un vistazo y te metes un trompazo porque la gente es limpia y tiene los cristales que da gusto.
– ¿En la Torrassa? ¿Y qué hacías tú en la Torrassa?
– No sé, por decir algo…
– ¿Has estado en la Torrassa?
– ¡Sí, tío, he estado en la Torrassa! ¿Qué?
– ¿Por qué ibas a querer entrar en un piso de la Torrassa?
– Yo qué sé, ya sabes que me gusta el interiorismo, hay gente que decora con muy buen gusto y…
– Ya. ¡¿En la Torrassa?!
– Eres un puto clasista, macho…
– No, no soy un puto clasista.
– Sí tío, eres un puto clasista.
– Dime la verdad. Has ido a la Torrassa…
– No he ido a la Torrassa, pasaba por la Torrassa porque…
– No, no, has ido a la Torrassa a lo que has ido…
– ¡Hostia puta, colega! ¡Eres peor que mi madre!
– Sigues consumiendo, ¿no?
– ¡¿Pero qué mierdas dices?
– Eso: que sigues consumiendo. ¿Qué? Has entrado a robar, ¿verdad? ¡Te conozco como si te  hubiera parido!
– Uf… me estás cabreando, ¿vale?
– Con razón has llegado tarde…
– Ha sido por el hostión, ya te he dicho. He tenido que parar, estaba mareado. He vomitado y todo…
– ¿Has vomitado?
– Sí, tío.
– Pues mírate eso porque si vomitas después de darte un golpe en la cabeza es chungo. A ver si vas a tener una conmoción cerebral…
– ¿Qué dices?
– …o un traumatismo craneoencefálico.
– ¡Joder!
– Yo de ti me lo miraba. Puede ser chungo.
– Luego si eso, voy.
Silencio.
– ¿Pero has pillado o no?
– …
– ¿Has pillado o no? Contesta.
– Un gramo.
– ¿A cuánto?
– Lo he mangado.
– ¿En serio?
– Sí.
– ¿Y vas a pasarte algo?
– Aquí no, que nos conocen. Sígueme.

11

Anuncios

Acerca de cY

amb i grega, dièresi i acabat en zeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: