Ricardo Maspons

Esta entrada para Proyecto Bradbury es especial porque cuenta con la colaboración de Laura Mur; hace ya unas semanas, me pidió un nombre para nuestra serie Common People. Le di el de Ricardo Maspons y me dibujó este personaje sobre el que he construido este relato para Proyecto Bradbury.


RicardoMaspons_def

Ilustración: Laura MC

Ricardo Maspons es un hombre de cuarenta y nueve años, recién separado, que vive con sus padres, ya mayores y enfermos, en el Guinardó. Es padre de un hijo de trece años que se pasa el día jugando al Assassin’s Creed en la PS3. Algún sábado que no le toca trabajar y no tiene al niño, lleva a sus padres a merendar chocolate con churros a La Palleresa. Aunque no le interesa lo más mínimo el fútbol, es perico.

Maspons trabaja de teleoperador en una importante empresa del sector telemarketing; se dedica, sin demasiado interés, a la gestión de llamadas y tareas de back office en una central de alarmas. Ricardo Maspons tiene un contrato por obra y servicio aunque lleva más de quince años en dicha empresa, cuando la media suele ser entre tres y cinco años, todo un récord. Maspons es, además, delegado sindical de la UGT aunque nunca va a las reuniones del comité.

Antipático, parco en palabras, protestando siempre sus obligaciones y quehaceres laborales y acogiéndose al convenio siempre que la ocasión lo permite, Ricardo Maspons se aprovecha de sus años de experiencia en la empresa para trabajar menos de lo que debiere, lo que despierta un sentimiento de rabia entre sus compañeros, obligados a trabajar más por culpa de la actitud de éste. Maspons aprovecha esos momentos para recriminar a sus compañeros que la empresa hace con ellos lo que quiere y que, al no movilizarse, no tienen ningún derecho a quejarse. Se enciende y aprovecha estas arengas para deslizar lo que realmente piensa. Se enciende especialmente con las compañeras embarazadas, a las que tacha de irresponsables. “Si no eres capaz de movilizarte por tu hijo, no esperes que el comité lo haga por ti”. Ellas no entienden nada. La relación con sus superiores es aún más conflictiva. Ante una orden directa, Ricardo Maspons se pierde en discusiones legales, convenio en mano, intentando librarse de la tarea encomendada. Si la discusión se enquista, pide horas sindicales y se va a casa previa caña en el bar, sabiendo que al pertenecer al sindicato es más complicado echarle.
Tenemos pues que Ricardo Maspons es un ser solitario, egoísta, irritante, borde, desagradable y déspota, a la par que mal, muy, mal compañero.

Un buen día, en plena crisis, una decisión de las altas esferas de la empresa provoca un cambio que afecta a los trabajadores con menos de tres años de antigüedad. Casi cincuenta trabajadores se verán en la calle y Ricardo Maspons (no se sabe si porque tendrá que trabajar más o porque esa decisión afecta a Emma, una madre soltera de veintidos años por la que Ricardo siente algo más que simpatía y pena) volverá a involucrarse en el comité de empresa y emprenderá acciones para intentar paralizar o retrasar el despido. Ricardo se mostrará como una persona útil y válida, sentándose a negociar con los mandamases de la empresa.
Finalmente, no se llegará a ningún acuerdo rentable que pueda evitar la acción empresarial pero Ricardo Maspons, a la desesperada, pactará su desvinculación a cambio de que Emma conserve su puesto de trabajo.

Ricardo y Emma iniciarán una relación en la que el bueno de Maspons se comportará como un santo varón. Lo que el sindicalismo ha unido, no lo separa ni dios.

db_logo solo_07

Anuncios

Acerca de cY

amb i grega, dièresi i acabat en zeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: